Inicio | Publicaciones | Invest Venezuela

Ron de Venezuela: Calidad de Exportación
La Denominación de Origen Ron de Venezuela, digna del orgullo nacional, se convierte en la tarjeta de presentación del país ante el resto del mundo.

Autora: Zorely Eljouri

Caracas, 09 de septiembre de 2009.-

El ron es un destilado derivado de la caña de azúcar originario de las Indias Occidentales, de allí que la historia del ron en Venezuela esté estrechamente vinculada al cultivo de la misma; de las siembras fructíferas de esta planta se obtuvo la melaza, que al ser destilada dio como resultado los aguardientes predecesores del ron. A mediados del siglo XIX, aparecieron los primeros artesanos del ron, que por medio de procesos de destilación más cuidadosos y posterior añejamiento, dieron vida a una bebida que tiene más de 200 años de tradición y goza de un gran prestigio dentro y fuera del país: el ron venezolano.

El ron hecho en Venezuela, se distingue del resto de los rones producidos en los países del caribe por poseer atributos especiales, ello se debe a la fusión de una serie de elementos geográficos particulares; el primero de ellos, es el alto nivel de de sacarosa presente en la caña de azúcar que se utiliza como materia prima, lo que permite que la melaza que se obtiene de esta sea de gran calidad, en adición a ello, el clima tropical de temperaturas altas en el día, y bajas en la noche, actúa como catalizador del proceso físico-químico de añejamiento y ocasiona la interacción entre la madera de los barriles de roble blanco y el alcohol almacenado en su interior.

Existe un factor que juega un papel de suma importancia en la distinción de calidad del ron venezolano, el mismo pertenece al marco regulatorio de especies alcohólicas, Lisbeth Rosas, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria Venezolana de Especies Alcohólicas (Civea) sostiene que “Las leyes venezolanas exigen que la bebida denominada “ron” cuente con un mínimo de dos años de envejecimiento, en lugar de un año o seis meses que es el período aceptado en la mayoría de los países productores; como consecuencia el ron nacional posee un color, aroma y sabor únicos”.

Es importante destacar otro elemento presente en la reglamentación venezonala referente al producto extraído de las barricas; Charles Morrison, vicepresidente de Mercadeo y Ventas de Destilerías Carúpano señala que “Los lineamientos de elaboración de ron en Venezuela prohíben rellenar las mermas anuales de las barricas en donde tiene lugar el añejamiento, en consecuencia el licor conseguido es de muy alta calidad”.

En adición a los factores ambientales y legislativos, se encuentra el componente humano, responsable del producto final obtenido. “El maestro ronero controla el proceso de elaboración del ron, realiza las mezclas que le dan esas características diferenciadoras, siempre respetando nuestra tradición” asegura Rosas, por ello gran parte del resultado final en la producción de este licor, recae sobre la experiencia de estos maestros.

Debido a que las diferentes marcas de ron criollo presentan bondades que son apreciadas tanto dentro como fuera del territorio nacional, resulta necesario avalar su calidad y otorgarles mayor credibilidad en el ámbito internacional, es por ello que se crea la denominación de origen Ron de Venezuela.

El camino hacia la Denominación de Origen

“En diciembre de 2001 las compañías productoras de ron venezolanas, se reunieron con la idea de obtener una denominación de origen que permitiera lograr con el ron de Venezuela algo similar a lo que representa el café de Colombia y el tequila de México” establece Francisco Magallanes, presidente del Fondo de Promoción del Ron de Venezuela (Fonpronven).

La denominación de origen es utilizada para designar a un producto originario de una región específica, cuyas características se deriven del ambiente humano y geográfico en el que tenga lugar, como es el caso del ron venezolano. En base a ello surge Ron de Venezuela, sello de garantía que le proporciona a este producto hecho en casa el beneficio del reconocimiento internacional y el potencial incremento en las exportaciones, a la vez que refuerza en el consumidor la confianza en la calidad inigualable del mismo.

Para proyectar al exterior una imagen de marca lo suficientemente fuerte, todas las empresas roneras del país, adscritas para el año 2001 a Civea, organismo encargado de agrupar a los productores, importadores y exportadores de bebidas alcohólicas en Venezuela apoyaron la iniciativa; entre estas compañías se encuentran: Bebidas el Muco, Ron Santa Teresa, Complejo Industrial Licorero del Centro, Corporación Alcoholes del Caribe, Ron Carúpano, Destilerías Unidas y Diageo de Venezuela, a su vez, estas compañías amparan a las siguientes marcas bajo la denominación de origen: Cacique, Carúpano, Diplomático, El Muco, Ocumare, Estelar, Pampero, Ron Cañaveral y Santa Teresa

Con respecto al proceso de surgimiento de la Denominación de Origen, la Directora Ejecutiva de Civea explica que “Tuvimos que trabajar bastante y asistir a varios seminarios que en esa época daba el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI) con conocedores de lo que era una denominación de origen para poder solicitar a este ente público la denominación”.

Posteriormente las productoras organizaron reuniones con el propósito de diseñar un plan que permitiera constituir la imagen nacional e internacional del ron como bebida Premium; Alberto Vollmer, presidente ejecutivo de Ron Santa Teresa señala que “En la reunión esbozamos los lineamientos fundamentales por los que debíamos regirnos, además de identificar los elementos que era importante trabajar a largo plazo, con respecto a suministros, fabricación y condiciones mínimas para elaborar el ron. Por otro lado, acordamos los objetivos perseguidos por la denominación: convertir al Ron de Venezuela en el embajador del país ante el mundo, ennoblecer la categoría dentro del país y servir como catalizador en el crecimiento de la industria turística nacional”.

En aquel momento, ya existían dos Denominaciones de Origen en Venezuela (Cacao de Chuao y el Cocuy Pecayero) pertenecientes a la producción artesanal. Para demostrarle al SAPI que el ron criollo pertenecía a un sector industrial más especializado que lo hacía merecedor de esta denominación, se realizaron visitas con funcionarios de este ente al Complejo Industrial Licorero del Centro, donde pudieron observar el proceso de elaboración de esta bebida y constatar el cumplimiento de todas las leyes establecidas por el estado venezolano para este rubro.

“La ventaje que tuvimos con respecto a las denominaciones de origen establecidas en el país anteriormente como lo son el Cacao de Chuao y el Cocuy Pecayero, es que para entonces estaba ya establecida la norma de la Comisión Venezolana de Normas Industriales (Covenin) 3040-93 para la producción de ron” manifiesta Magallanes. Dicha norma fue adaptada a la legislación del ron por Civea y significaron un gran material de apoyo para asesorar al SAPI en materia de industria de licores.

Finalmente, luego de verificar que las productoras del país cumplían con todos los requisitos necesarios, en el año 2003 el SAPI concede al ron nacional, la Denominación de Origen Controlado Ron de Venezuela. Posteriormente, con el objeto de hacer un manejo adecuado de la marca, se decidió crear un Reglamento de Uso que actualmente se encuentra en discusión. Sin embargo, Ron de Venezuela continúa rigiéndose por los parámetros regulatorios de las leyes venezolanas, cuya rigurosidad contribuye a mantener la calidad en la producción de esta bebida.

Ron de Venezuela: Tierra de gracia-Sabor excepcional

Para representar la integración de las marcas amparadas bajo la denominación Ron de Venezuela, cada una de ellas debe hacer uso del logotipo propuesto para la denominación, el mismo está compuesto por una serie de rasgos simbólicos influyentes en la calidad del ron nacional; “en el logotipo de la marca están presentes tres elementos fundamentales que son: el hombre como maestro ronero, la caña de azúcar como producto de la tierra venezolana y el ambiente, el sol característico del clima tropical de nuestro país” expresa la directora ejecutiva de Civea.

Aunado a ello, el sello de garantía de origen cuenta con dos frases identificativas: “Tierra de Gracia” que se refiere a la forma en que llamó Cristóbal Colón a Venezuela, y “Sabor Excepcional” por ser una bebida única en su estilo.

El Fondo de Promoción del Ron de Venezuela

En el año 2008 se crea el Fondo de Promoción del Ron de Venezuela; con respecto a ello, Lisbeth Rosas sostiene lo siguiente “Una vez que surge la denominación de origen, nace la idea de establecer un plan estratégico a futuro puesto en marcha a través de un fondo que este destinado específicamente a tratar los asuntos referentes al ron, bajo el paraguas de la denominación Ron de Venezuela, así se crea Fonpronven que es el Fondo de Promoción del Ron de Venezuela, el mismo está integrado por las Empresas Roneras asociadas a Civea”.

Las funciones de Fonpronven giran entorno a dos tópicos principales, “promover el sello distintivo de ron de Venezuela tanta a nivel nacional como internacional y atender las exigencias de la cadena productiva para contribuir al desarrollo integral de la industria del ron” señala Magallanes, presidente de esta asociación.

En base a las metas establecidas se elabora el Plan Estratégico para la Denominación de Origen Controlado Ron de Venezuela, la finalidad del mismo es generar un trabajo conjunto entre los sectores público y privado que sirva de apoyo a las iniciativas desarrolladas en función del fortalecimiento y promoción de la marca país; además de cubrir las necesidades de la cadena productiva y de esta manera asegurar el suministro confiable de los insumos y garantizar la calidad de los productos. En este plan se incluye la gestión de programas de inclusión social y ambiental de alto impacto para las comunidades cuya visión se proyecta hacia el año 2012.

En este sentido, el 19 de mayo del 2008 se firmó un convenio con la Corporación Andina de Fomento (CAF), para llevar a cabo dos proyectos: un análisis de la cadena productiva y un estudio de mercado en el plano internacional.

La primera parte de este convenio esta dirigida a detectar las principales necesidades de la cadena productiva del ron criollo en función de las proyecciones de demanda estimada para los próximos cinco años y, a partir de ello generar recomendaciones que permitan formular adecuadamente un plan integral de producción para la industria.

En la segunda parte relacionada con el estudio del mercado internacional, se contempla desarrollar una estrategia internacional adecuada para promover el ron venezolano en el exterior, tomando como punto de partida las experiencias exitosas de otros países con respecto al tema. Por otra parte, se establece facilitarles a empresas productoras más pequeñas la entrada a los mercados internacionales bajo el amparo de Ron de Venezuela. Por último, se plantea crear una alianza con el sector turístico para desarrollar una iniciativa llamada la Ruta del Ron.

La Ruta del Ron

Dentro de la gestión de inclusión social del plan estratégico diseñado para Ron de Venezuela, se decidió incluir una Ruta del Ron, iniciativa que incluye una serie de excursiones en las diferentes regiones del país; esta influye positivamente en el ámbito turístico al mismo tiempo que aporta beneficios integrales al país. “haber establecido una ruta turística del ron, constituye múltiples aportes para el país y para la zona motivo de la excursión, produce beneficios integrales porque a través de las visitas, se vende más ron, se promociona el país y se impulsa la construcción de nuevos hoteles, posadas, restaurantes” subraya la directora ejecutiva de Civea.

Según el presidente de Fonpronven, actualmente gran parte de las empresas roneras asociadas a la Denominación de Origen están implementando esta actividad que permite interactuar con las comunidades para conformar un punto de atracción turística, entre ellas se encuentran: Santa Teresa, Destilerías Unidas en La Miel, el Muco y Carúpano en oriente, esta última según Morrison organiza visitas semanales a la planta de producción.

En el futuro se espera expandir esta iniciativa a través del trabajo en equipo de las productoras, “estamos trabajando en desarrollar una ruta del ron entre las diferentes destilerías para visitantes tanto venezolanos como extranjeros. Esta, nos permitirá promocionar el ron, impulsar el turismo y al mismo tiempo generar mas empleos en este sector, lo que personalmente considero el eje principal de las gestiones de inclusión social” asegura Vollmer.

Aunado a este proyecto, en el área ambiental se ha adoptado la modalidad de hacer uso de los desechos contaminantes que resultan de la elaboración del ron, para elaborar nuevos productos y así reducir el impacto ecológico negativo. “Dentro de la cadena productiva, específicamente en el área de legislación ambiental, existe un proyecto referido a la vinaza, residual de la caña de azúcar que anteriormente era contaminante; ahora se puede utilizar como fertilizante para las tierras, por otro lado, luego de un proceso de concentración puede utilizarse como alimento para animales, y también se puede extraer potasio de ella, así que es 100% aprovechable” expresa el presidente de Fonpronven.

La utilización de esta sustancia con fines conservacionistas constituye parte de la labor responsable que lleva a cabo la industria del ron en el país, esta no sólo reduce el impacto negativo de las actividades de este sector en el medio ambiente, si no que estimula la elaboración de nuevos productos que pueden ser de gran ayuda en el ámbito agropecuario.

El Ron de Venezuela en el mercado mundial

En los últimos diez años el ron ha subido notablemente de nivel, a tal punto de ser considerado como un licor que está a la altura del whisky de una sola malta, el coñac XO y el whisky americano o bourbon. Esto, ha hecho que su comercialización haya crecido notablemente para fijar un consumo global de 30 a 40 millones de cajas anuales de todas las categorías de este producto; así las marcas líderes son Bacardí de origen cubano, al igual que el Havana Club, asociado con la francesa Pernod Ricard.

Sin embargo, dentro del mercado Premium, que consume alrededor de 5 millones de cajas anuales, rones venezolanos como Cacique, Pampero y el Bicentenario Santa Teresa van a la vanguardia con 2,75 millones de cajas; “los principales destinos de exportación en este sentido son España, Chile, Italia, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Argentina y Ecuador” asegura Charles Morrison.

Es válido destacar, que para las productoras de ron de Venezuela de menor tamaño que las mencionadas, estar amparadas bajo la denominación de origen, les permite penetrar en el sector Premium del mercado mundial con mayor facilidad.

En nuestro país este licor ocupa el segundo lugar de popularidad con ventas de más de 1.5 millones de cajas anuales; de hecho existen tres categorías comerciales del mismo, “a nivel nacional pueden diferenciarse de acuerdo con el tiempo de añejamiento tres clases de ron: la banda estándar constituida por rones cuyo período de añejamiento corresponde al mínimo exigido, es decir, dos años, este segmento liderado por Cacique y Santa Teresa abarca el 70% de las ventas internas; siguiendo en orden ascendente, se ubica la distinción Premium obtenida por la mezcla entre rones madres y rones jóvenes, constituye el 20 % de las ventas. Por último se encuentra el ron Ultra Premium, que es un licor con muchos años de envejecimiento, cuya precio es más alto que el del resto, responsable de aproximadamente el 10% de las ventas en Venezuela” explica el VP de Mercadeo de Destilerías Carúpano.

Aunque en el pasado solía considerarse que esta bebida estaba dirigida al público joven, actualmente es buscado por los sectores más exigentes gracias a la credibilidad que le otorga su reconocimiento en el extranjero. Además, el surgimiento de locales llamados “ronerías”, especializados en servir ron en todas sus presentaciones, ha incrementado la apreciación del venezolano hacia el ron.

Para las marcas asociadas a Ron de Venezuela, la denominación de origen proporciona a la imagen del país, beneficios que van más allá del aumento de las ventas; “Lo más importante es el logro de unir a todas las compañías productoras bajo la denominación Ron de Venezuela para de esa manera fortalecer su imagen fuera del país, de esta manera hemos podido dar a conocer la calidad de nuestros productos” manifiesta Magallanes.
En base a esta unión, se han establecido metas para fortalecer la marca país en los años venideros, “la meta principal es posicionar cada vez más las marcas Premium en los mercados internacionales, se estima que el mercado mundial a la vuelta de 5 años, esté constituido por un volumen de 20 millones de cajas anuales de ron en este segmento, se espera que para entonces Venezuela tenga 5 millones de cajas de ron posicionadas, para ellos debemos mejorar y fortalecer nuestra cadena productiva y así cumplir con las actividades de exportación” sostiene Rosas.

Es importante mencionar, los planes de lanzamiento de una campaña publicitaria de concientización en todo el país, con respecto a ello el presidente ejecutivo de Ron Santa Teresa sostiene lo siguiente “una de nuestras principales metas es llevar a cabo una campaña nacional a favor de la categoría, en la que podamos transmitir el mensaje de que el ron nacional es nuestro embajador y por esta razón el consumidor venezolano debe sentirse orgulloso del mismo.

Por otro lado, las empresas roneras esperan continuar con las gestiones sociales, turísticas y ambientales contempladas en el plan estratégico llevado a cabo a través de Fonpronven.



Escuche a Lisbeth RosasDirectora Ejecutiva de Civea.


Escuche aFrancisco MagallanesPresidente de Fonronven

***Para conocer un poco más acerca de los integrantes de Ron de Venezuela ingrese aquí

© CopyRight 2005 CONAPRI . Derechos reservados