Inicio | Entorno jurídico | Incentivos

Incentivos generales
En esta sección se detallan los incentivos desde el punto de vista fiscal en lo que respecta a actividades relacionadas con la industria, servicios e investigación; restitución del IVA a exportadores; exoneración del ISRL a enriquecimientos netos obtenidos de Fuente Venezolana, así como otros incentivos.

Industrias, Servicios e Investigación: La legislación venezolana sobre la materia ha previsto, para los titulares de enriquecimientos por actividades como industriales, agroindustriales, construcción, electricidad, telecomunicaciones, ciencia y tecnología ( que bajo la mención de Industrial, representen Inversión) , el otorgamiento de una rebaja del impuesto sobre la renta, equivalente al 10% del monto de las nuevas inversiones que se efectúen en los cinco años siguientes al 28 de diciembre de 2001. Dichas inversiones deben estar representadas por activos fijos, distintos de terrenos, destinados a nuevas empresas o al aumento efectivo de la capacidad productiva. Esta rebaja puede ser traspasada hasta los 3 ejercicios anuales subsiguientes .


Restitución del IVA soportado para la producción de Exportación: Los Exportadores tienen derecho a recuperar los créditos fiscales soportados por la adquisición y recepción de bienes o servicios con ocasión de su actividad de exportación, los contribuyentes ordinarios que realicen exportaciones de bienes o servicios de producción nacional a un Reglamento que establecerá el procedimiento para la procedencia de la recuperación de los créditos fiscales, así como los requisitos y formalidades que deban cumplir estos contribuyentes. Esta recuperación se rige por lo establecido por el Reglamento Parcial N° 1 de la Ley que establece el Impuesto al Valor Agregado, en materia de Recuperación de Crédito Fiscal para Contribuyentes Exportadores.


Contribuyentes en Ejecución de Proyectos Industriales: Los contribuyentes que se encuentren en la ejecución de proyectos industriales cuyo desarrollo sea mayor a seis (6) períodos de imposición, podrán suspender la utilización de los créditos fiscales generados durante su etapa pre-operativa por la importación y la adquisición nacionales de bienes de capital, así como por la recepción de aquellos servicios que aumenten el valor de activos de dichos bienes o sean necesarios para que éstos presten las funciones a que estén destinados, hasta el período tributario en el que comiencen a generar débitos fiscales. No obstante, los sujetos que se encuentren en la ejecución de proyectos industriales destinados esencialmente a la exportación o a generar divisas podrán solicitar el reintegro del impuesto que hubieran soportado por las operaciones mencionadas. Esta recuperación del crédito fiscal, se realizará mediante el procedimiento establecido en el Reglamento Parcial N°2 de Ley que establece el Impuesto al Valor Agregado, en materia de Recuperación de Créditos Fiscales.


Exoneración del pago del Impuesto Sobre la Renta a los enriquecimientos netos obtenidos de Fuente Venezolana: En el decreto se concede el beneficio de exonerar el pago de Impuesto Sobre la Renta, a los enriquecimientos netos de fuente venezolana obtenidos: * Las Pequeñas y Medianas Industrias (PyMIs) instaladas o por instalarse en la Zona Industrial o Parque Industrial de los Estados Mérida, Zulia, Lara, Yaracuy, Nueva Esparta, Monágas, Bolívar, Falcón, Carabobo, Aragua, Miranda, ojedes, Anzoátegui y Táchira. * Los establecimientos manufactureros, instalados o por instalarse en los Estados Delta Amacuro, Amazonas, Apure, Portuguesa, Barinas, Guárico, Trujillo y Sucre. En este caso se da una exoneración parcial del pago del Impuesto, en un monto equivalente al trece por ciento (13%), sobre la totalidad del impuesto sobre la renta determinado que se derive de los enriquecimientos netos de fuente territorial, en el ejercicio fiscal correspondiente.


La Ley de Promoción y Protección de Inversiones (1999) :señala que el Estado establecerá condiciones favorables para las inversiones y los inversionistas, dirigidas a promover las inversiones en general, a inducir la realización de inversiones en determinados sectores o regiones, o a crear condiciones atractivas para que se realicen inversiones que contribuyan con objetivos nacionales específicos de desarrollo. En tal sentido, el Ejecutivo Nacional podrá, mediante Decreto establecer beneficios o incentivos de carácter general y no para determinados inversionistas en particular en los siguientes términos:

1) Establecer beneficios o incentivos específicos a las inversiones que se realicen en determinadas ramas o sectores económicos, o en aquellas actividades de apoyo o estímulo al logro de objetivos de política considerados como prioritarios;
2) Establecer que el disfrute de esos beneficios o incentivos corresponderá únicamente a inversiones o a inversionistas venezolanos;
3) Condicionar el goce de un beneficio o incentivo a la realización de determinadas acciones por parte de los inversionistas o de la empresa en la cual se realice la inversión; y,
4) Establecer beneficios o incentivos a las inversiones venezolanas en el exterior, en concordancia con las políticas y programas de comercio exterior y de integración que apruebe, con apego a las normas contenidas en los acuerdos, tratados o convenios vigentes, de los que la República sea parte.

El Ejecutivo Nacional también podrá establecer los regímenes específicos para el otorgamiento de los incentivos o beneficios referidos anteriormente, o para el establecimiento de las condiciones a las que se refiere el numeral 3 de los incentivos referidos en el párrafo anterior. Dichos regímenes tomarán en cuenta la forma en que las inversiones de que se trate contribuyan al logro de los objetivos de desarrollo, y en particular de aquellos relacionados con la formación de capital humano, el desarrollo productivo y la inserción de la economía venezolana en la economía mundial. Los aspectos específicos que se tomarán en cuenta para el otorgamiento de los incentivos, son los siguientes:

1) Formación de recurso humano y realización de actividades de investigación científica y tecnológica;
2) Mejoramiento de la competitividad de los sectores productivos;
3) Elevación del valor agregado de las actividades de exportación, con inclusión de los servicios de alto contenido de conocimiento;
4) Promoción de redes empresariales, complejos y cadenas productivas de agregación de valor;
5) Fortalecimiento y desarrollo de las pequeñas y medianas empresas;
6) Promoción de exportaciones en general;
7) Desarrollo de las infraestructuras y en particular de aquellas de apoyo a la competitividad y al comercio internacional; y
8) Desarrollo de actividades tendentes a la conservación, defensa y protección ambiental.


Contratos de Estabilidad Jurídica
Se encuentran regulados fundamentalmente por la Ley de Promoción y Protección de Inversiones (1999) y su Reglamento (2002). Estos cuerpos normativos señalan que el Estado establecerá condiciones favorables mediante incentivos o beneficios para quienes inviertan en determinados sectores o regiones, o creen condiciones atractivas para que se realicen inversiones, que se encuentren en línea con los objetivos nacionales específicos de desarrollo .

También deberá tomarse en cuenta la forma en que las inversiones contribuyen al logro de los objetivos del desarrollo, especialmente en la formación del capital humano, el desarrollo productivo y la inserción de Venezuela en la economía mundial .

Los Contratos de Estabilidad Jurídica buscan garantizar la permanencia de las condiciones económicas durante la vigencia de los mismos, tales como: regímenes tributarios y de promoción de exportaciones, así como los beneficios e incentivos . Los Beneficiarios que pueden realizar la suscripción de Contratos de Estabilidad Jurídica son las personas naturales o jurídicas, los consorcios o agrupaciones empresariales venezolanas o extranjeras, que posean plena capacidad de obrar y de acreditar su solvencia económica, financiera, técnica y profesional.






© CopyRight 2005 CONAPRI . Derechos reservados